Viajeros como tú: Consejos

Economiza tus recuerdos: Souvenirs

Al volver de un viaje hay muchísimas expectativas. Tu llegada trae consigo preguntas, reclamos, peticiones y responsabilidades, como si de repente el mundo real volviera a ti, pero por suerte, traes en tu maleta pedacitos del mundo para ti y los que más quieres; a esto lo llamamos souvenir, original del francés, que significa “recuerdo”.

El asunto es que desearías llevarle algo a todos, pero a menos que tengas una bodega en el avión para ti solo, es algo imposible. El dilema de qué comprar según el destino, cómo economizar, el evitar problemas en aduanas y hasta a cuántas personas considerar para la adquisición de estas memorias se resuelve con este artículo. ¡Prepárate! Estás a punto de conocer los mejores hacks para la compra de souvenirs.

  • ¿A dónde vamos?

El lugar donde te encuentres es la clave principal; ese recuerdo que llevarás a casa debe resumir perfectamente lo que fue estar en las mágicas playas de Cancún o recorrer las mezquitas turcas. Por ejemplo, si visitas la India, las mezclas de especias son un excelente regalo, pues es una porción de los sabores y aromas tan famosos y característicos de este país. Normalmente se embotellan en frascos pequeñitos, por lo cual llevar varios no será un problema.

  • No más imanes de nevera

Busca algo que no sea simplemente decoración; procura llevar recuerdos comestibles, portables o en general utilizables. Llaveros, portavasos, lapiceros, libretas, camisetas, calcetines, galletas, tazas, té y dulces son excelentes opciones. Te preguntarás; ¿no son estos muy comunes? Lo cual nos lleva al siguiente punto:

  • Dale una mano a lo hecho a mano

Frecuenta tiendas que no estén en el furor de la ciudad; normalmente son mucho más costosas y venden elementos muy similares entre sí. Un poco más apartados están los negocios y mercados que no están expuestos al turismo en masa; el trabajo del artesano. Al comprar productos artesanales no solo consigues artículos únicos y hechos con muchísimo amor, ¡también apoyas la economía local!

  • Regalo para Raimundo y todo el mundo

Una manera de no llevar chorrocientos mil recuerdos es armando paquetitos por grupo de personas. Empaca en una bolsita elementos que fijo sabes que son un gusto general; por ejemplo, de tu viaje a Canadá puedes traer galletas de maple, un abridor de botellas y un frasquito de miel. Es un regalo bonito que además tiene una función gastronómica típica del destino.

Seguro te da vueltas en la cabeza que fulanito se enojará contigo si no le llevas algo, o que fulanita creerá que su amistad será en vano y no te acordaste de ella en un viaje tan importante. Calma en el alma; las relaciones interpersonales no se miden por los regalos que se dan entre sí. Sí, es muy chévere cuando nos traen cositas, pero si tu presupuesto fue ajustado, un verdadero amigo sabrá entender.

  • Aduanas: Qué no llevar

Los aeropuertos tienen reglas muy estrictas a la hora de transportar mercancía, y debes tener presente que hay alimentos y objetos que podrían quitarte cuando pases por seguridad.  Entre ellos están productos de origen animal (carne de cualquier tipo, queso, huevos, harina), frutas, verduras, granos, cereales secos, mariscos, vacunas que no existan en el país al que ingresarás y trofeos de caza. Para tu equipaje de mano, evita llevar objetos punzantes (incluso de uso cosmético, como pinzas o cuchillas), acetona, esmaltes o líquidos, pues estos podrían ser confiscados.

¡Aquí está tu nuevo reto! Viaja a Turquía, Centroamérica, Europa, Asia, Medio Oriente y Suramérica; aplica estos consejos y cuéntanos en Facebook, Twitter e Instagram cómo te fue con el hashtag #geoviajeros.

 

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Formulario

¿Quieres que te asesoremos en tu próximo viaje?

¡Déjanos tu información!

 






‘ />





Al proporcionarnos esta información nos autoriza a procesar en formato electronico
Quiero recibir el boletín de ofertas y promociones especiales en mi correo.