Viajeros como tú: Consejos

Rompiendo la alcancía para viajar

Cuando viajas te sientes libre e indomable, olvidas el trabajo, las responsabilidades, la vida cotidiana; eres una persona nueva. En esa burbuja de felicidad a veces ignoramos que nuestra billetera no es un cajero infinito, y cuando menos piensas… ¿tarjeta rechazada?

Es importantísimo saber cómo usar el dinero, y aunque hay cosas más importantes en la vida, el mundo gira en torno a papeles con números y es poco lo que podemos hacer al respecto; excepto aprender a hacerlo rendir para nuestro beneficio. Como te decíamos antes, el enfoque de hoy es justamente enseñarte a conservar unos pesos en tus próximas vacaciones y no sufras haciendo cuentas cada que tengas un antojito. ¡Anímate a estar un paso adelante!

  • Primero lo primero… ¿qué dice la cuenta?

No gastes dinero que no tienes. Reconoce tus prioridades, porque por muchas ganas que tengas de hacer ese viaje a Europa, te va a doler cuando vuelvas a casa y te corten el agua. Por eso procura separar tus gastos y tener un presupuesto fijo para cumplir tus sueños. Investiga cuánto puede valer el hotel, la comida, los boletos de avión o bus, si es necesario sacar visa, pasaporte y cuál es el valor de los recorridos que quieres realizar.

  • Aventura y ahorro con A de agencia

Desde 1859 el mundo cuenta con las agencias de viajes, las cuales son una muy buena opción, ya que la mayoría de gastos están incluidos en los paquetes y tu única preocupación cuando estés en el destino serían los caprichitos y suvenires, siendo también responsable de no gastarte todo en esto.  En el caso de hacer un esfuerzo más y decidir viajar por tu cuenta, arma un presupuesto fijo y separa el dinero del alojamiento y los boletos de avión, divide el resto y ese será tu presupuesto diario para alimentación, entretenimiento y demás.

  • Cuéntale el chisme a tu banco

Cuando salgas del país siempre debes avisar a tu banco; pues al ver que se realizan compras desde tan lejos, puede ser tomado como actividad sospechosa (robo o clonación) y podrían bloquear tu cuenta. Además, algunas entidades bancarias tienen la opción de crear aparte cuentas en dólares, lo cual se traduce a un inmenso beneficio para ti en el cambio de divisas.

  • Billetes y monedas; ¡ojo te enredas!

Un simple consejo: No lleves todo tu dinero en efectivo. Este formato tan disperso facilita su pérdida o robo, así que por razones prácticas y de seguridad, recomendamos llevar una parte de la cantidad que creas necesaria en tu tarjeta, y la otra en efectivo. No lo guardes todo en tu billetera; repártelo en tu maleta, un bolsillo seguro y la carcasa del celular; de esta manera si pierdes alguno de estos elementos no estarás del todo “en quiebra”. También procura guardar dinero en metálico para emergencias en un lugar en el cual sabrás que estará seguro (compartimientos ocultos, caja fuerte, etcétera).

  • Dinero plástico

A pesar de ser increíblemente prácticas, también hay que tener ciertas precauciones con las tarjetas de crédito, pues como mencionamos anteriormente, pueden ser clonadas (en cajeros, restaurantes y tiendas), robadas o extraviadas junto a tu billetera. Para que no lo pierdas todo en caso que debido a tu estadía en el extranjero tu banco decida no responder por tu situación, una buena alternativa es abrir una cuenta de inversión o bolsillos virtuales, ahí podrás guardar todo tu dinero y sólo transferir a la tarjeta cuando vayas pagar con la misma o a retirar.

  • Sigue tu propia huella financiera

Saber cuánto estás gastando y en qué se va ese dinerito es una gran manera de concientizarte y reducir compras innecesarias. Gracias a la tecnología, hay muchísimas aplicaciones disponibles (money trackers) que puedes descargar en tu celular en la que puedes aplicar la técnica de los 6 jarrones (tu propia versión viajera, ¿por qué no?), modificar las divisiones y hacer que tus ahorros rindan más. Si viajas con amigos, también puedes utilizar Split, la cual divide las cuentas para que todos sepan quién le debe a quién y cuánto, sin enredos.

  • El dólar no es invencible

Si vas a dar un recorrido por el mundo, imaginamos que ya sabes lo que es el cambio de divisas, pero no sobra recordarte lo importante que es estar pendiente del movimiento de la moneda y la inflación, para que no te vayan a tumbar en alguna compra. A pesar de que el dólar está bien valorizado, no es aceptado en todos los países como forma de pago, y si lo hacen, puede que el cambio sea poco favorable para ti. Procura utilizar la moneda local y siempre buscar casas de cambio confiables.

Ahora sí no hay nada qué temer; estás más que listo para iniciar tus vacaciones y elegir libremente tu destino ideal. ¿Ya pensaste en Asia, Turquía, Medio Oriente o Suramérica? ¡Anímate!

 

 

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Formulario

¿Quieres que te asesoremos en tu próximo viaje?

¡Déjanos tu información!

 






‘ />





Al proporcionarnos esta información nos autoriza a procesar en formato electronico
Quiero recibir el boletín de ofertas y promociones especiales en mi correo.